«El Dubi»

Fue amigo y compañero de mi infancia y preadolescencia, hasta que nuestros caminos se separaron. Le llamabamos así por tenia un cierto parecido al elefante animado «Dumbo».

Durante 10 años he compartido con él clase, equipo de futbol, viajes y muchas otras expericnecias. Yo al final acabe metiendome en un mundo que le hacen llamar «Educación en el tiempo libre»  y ello provocó que me separara del grupo de referencia que habia tenido. Y hoy doy gracias por ello.

Ahi estaba él esta mañana, sentado en un banco, supongo que esperando a algún conocido. Al darle la mano he notado esa sensación de apretar una piedra raspasa, las tenia muy sucias, al igual que su ropa. He supuesto que será de trabajar.

Tenia la mirada perdida y estaba algo inquieto, aunque se a alegrado de verme, yo también lo he hecho. Ha sido un encuentro de 5 minutos pero que para mi han significado mucho.

Volver a encontrarme con uno de esos amigos de la infancia que se recuerda para siempre, por otro lado, me he dado cuenta como han cambiado nuestras vida. «El Dubi» consume drogas, se ha dejado atrapar, «El Dubi» tenia una pinta lamentable, de dejado. La unica frase con mas de 4 palabras que ha sabido decirme ha sido «A ver cuando montas una cena de estas de antiguos amigos y pillamos una buena mierda».

No creo que mi vida sea mucho mas atractiva que la suya, pero la verdad es que estoy muy satisfecho de elegir otro camino, y no haber continuado con ellos. Me he ido a casa pensativo y preucupado por el Dubi, viendo que se ha dejado atrapar por malas garras.

Sólo me queda pensar que hay gente que utiliza otro camino, y he pensado en esos 47 chavales que esta noche representan un musical que llevan 7 meses preparando en el Centro Juvenil que estoy, que ellos, tal vez, hayan pillado un buen camino.

PD: Suerte a los actores. Escribiré pronto sobre este proyecto.

Soy Educador Social, Psicopedagogo y eterno estudiante, ahora Psicología. Educador de profesión y vocación, también de convicción. Amante de la montaña y del deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *