Pero señora…

Recuerdo con claridad el día que sucedió. Mi compañero estaba algo alterado esa tarde, por la mañana había tenido un mal encuentro con una profesora de uno de nuestros chavales, ya que esta, no quería compartir información con nosotros, por la preucupación de que Servicios Sociales aumentara su intervención con el niño. Yo a esto le llamo asubolismo, que van a su bola, profesores, psicopedagogos, psicólogos que todavía no saben que existen otro tipos de recursos para la intervención que no sea la tutela por parte de la administración,. Amigos…todavía no entiendo, que a estas alturas, haya profesionales de la educación que no conozcan los recursos que se ofrecen desde cada ayuntamiento y desde las entidades privadas, pero bueno…a lo que yo iba…la historia de mi compañero.

Yo estaba fuera, con un grupo de chavales. Iba hacia el despacho, y justo cuando abro la puerta oigo con un tono enfurecido un “¡Pero señora!, ¿usted le dice al electricista como debe de colocar los cables? ¡no!. Pues déjeme a mi hacer mi trabajo de Educador” junto a un fuerte golpe en la mesa. Nos cruzamos las miradas, me hizo un gesto dejandome claro que sabia que se había pasado, que los nervios y las eternas discusiones con esa mujer, habían llegado a estas palabras que acaban de salir de su boca. Me dí media vuelta y me marché. Él siguió en el despacho.

Creo que mi compañero tenia toda la razón con su frase.  Estoy cansado de escuchar a profesionales de la Educación Social, o incluso a maestros y psicólogos, como, los padres y madres de nuestros educandos, nos aconsejan, o incluso nos dictan como hemos de realizar aquello para lo que nos hemos formado, aquello en lo que trabajamos día a día. Creo que a todos nosotros hemos vivido alguna vez de nuestras vidas esta situación.

Cuando llamo al fontanero confío en que va a saber arreglarme el grifo, confío en que el médico va a saber diagnosticar mi enfermedad. ¿Por qué la gente no confía, se fía, de nuestro trabajo, de nuestra labor? ¿Qué esta sucediendo?. Tal vez me este equivocando, y no tenga razón en esto, o tal vez este muy molesto por las situaciones que he vivido, pero por favor, que los consejos para la intervención, me vengan de compañeros.

Soy Educador Social, Psicopedagogo y eterno estudiante, ahora Psicología. Educador de profesión y vocación, también de convicción. Amante de la montaña y del deporte.

2 comentarios en “Pero señora…

  • estimado compañero, la experiencia que vives cada día, recibiendo indicaciones y consejos de cómo realizar tu trabajo es propio de nuestra profesión y de otras muchas, especialmente todas las relacionadas con lo social, pero lejos de perder los estribos y los nervios por el “intrusismo” de los padres de los menores, debes agarrar bien fuerte “ese intrusismo” y convertirlo en positivo…
    verdad, a mi parecer la cuestión está en implicar a los padres, si tienes padres tan preocupados que incluso te dicen cómo hacer tu trabajo, ¡ aleluya ! muchos padres pasan olímpicamente de los hijos y delegan totalmente en la escuela, el instituto, etc así que ¿por qué no utilizar nuestra pericia profesional y esto que tanto machacamos cada día con los jóvenes las famosas “habilidades sociales” con los padres? La diferencia está en ser un buen profesional, tener habilidades suficientes para coger ese intrusismo paternal y convertirlo en implicación, en ayuda, creo que la mejor forma de educar a nuestros chicos es a través de la participación de los padres en el proceso, por tanto debemos ser suficiente profesionales para hacer comprender a los padres cuales son las estrtegias más adecuadas para intervenir con sus chicos, y partir por supuesto, del simple hecho de que nuestra intervención comienza por una causa (desmotivación del joven, alteración de conducta, fracaso escolar, etc)por tanto nuestra intervención es totalmente necesaria.

  • Totalmente de acuerdo.
    Estoy hasta las narices de que todo el mundo tenga algo que decir en lo social. Por ejemplo cuando sale un tema social, como por ejemplo las drogas, con mi grupo de amigos y por mas que les dices una cosa se empeñan en otra y claro ya no te queda mas que dar referencias bibliograficas sobre los efectos, pongamos a Escohotado” y ponerte en plan… “joder, que lo he estudiado y he trabajado con ello durante mas de 3 años, conozco la teoria y he escuchado y visto miles de experiencias sobre los efectos de la heroina”.
    Pero que le vamos a hacer, si eso pasa con nuestros amigos, como no va a pasar con la gente que se ve involucrada de una manera u otra en el caso.
    A veces quisiera tener un trabajo, no se, como de microbiologia avanzada, para que asi nadie tenga nada que decir porque no tengan ni idea, jejeje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *