Cristiano Ronaldo, deja de joderme.

img_cordula_20160121-145327_imagenes_md_otras_fuentes_shopappa-kxeF--572x647@MundoDeportivo-Web
De verdad, que no me joda. Hace días leí como una profesora Argentina escribía una carta abierta a Messi, explicándole porque no debía de abandonar la selección y el ejemplo que daba a sus alumnos y a toda la sociedad de Argentina. Yo, a veces no estoy de acuerdo.
Somos muchos los educadores y educadoras que utilizamos el deporte como recurso educativo, especialmente el fútbol, y me agota hasta la saciedad, ver como no puedo conseguir mis objetivos gracias ( o por desgracia) al modelo de los actuales fútbolistas de nuestra liga y de toda Europa.
Me explico.  Si durante semanas me propongo que los menores respeten las decisiones que el arbitro tome sobre el juego, cada vez que en TV aparezca un jugador encarándose de malas maneras con el arbitro de turno e incrependole su decisión ,me están fastidiando mi trabajo.
Si quiero promover el respeto hacia el equipo adversario y un juego limpio, cada vez un jugador de fútbol  de turno aparece por TV agarrando de la camiseta a otro,  dando un codazo o un mordisco, me están fastidiando mi trabajo.
Si quiero transmitir que el fútbol es un deporte de equipo y para disfrutar y que cada jugador tiene el mismo valor, cada vez que el jugador de turno aparece por TV diciendo que si no hubiera sido por él su equipo hubiera perdido y que es el mejor, me están fastidiando mi trabajo.
Si quiero promover buenas actitudes, serenidad y compañerismo, cada vez que un jugador sale por TV dando patadas a todos los botellines de agua y al banquillo por el sencillo motivo de que el entrenador ha decidido prescindir de él en el campo de juego, me están fastidiando mi trabajo.
Si quiero transmitir que lo importante de las personas es su forma de ser, su forma de actuar, y como nos hacen sentir, cada vez que un futbolista sale luciendo músculo, me estan fastidiando mi trabajo.
Creo en el fútbol como herramienta educativa, creo en sus ventajas, creo en el factor motivador y en la gran cantidad de habilidades que se puede desarrollar, pero se nos pone cuesta arriba con el ejemplo diario de la gran mayoría de los jugadores.
La profesora que escribió a Messi tiene mucha razón, los jugadores de fútbol son grandes ejemplos para los menores con los que trabajamos cada día, ejercen un gran control de imitación sobre todos los que le ven, pero para ello, necesitamos que sean ejemplos positivos.Tal vez,  los educadores y educadores necesitariamos más jugadores  en el fútbol actual como Iniesta.
Soy Educador Social, Psicopedagogo y eterno estudiante, ahora Psicología. Educador de profesión y vocación, también de convicción. Amante de la montaña y del deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *