Guía del Camino de Santiago para Educadores/as Sociales: Aspectos generales

camino

Me he tenido que esperar algo más de 10 años y llevar 4 “Caminos” a la espalda para decidirme escribir sobre él.  Nunca he hecho el Camino de Santiago con amigos, ni con familia, ni solo, siempre ha sido con menores, siempre ha sido un Camino de Santiago con una finalidad profesional, por llamarlo de alguna manera. Los distintos capítulos que desarrollaré (etapas, alojamiento,) siempre irán orientados al Camino de Santiago Portugués, desde la ciudad de Tui a Santiago de Compostela.

Quiero relatar, en esta especie de Guía del Camino de Santiago para Educadores/as Sociales, cuales son los pasos que se siguen en la creación del proyecto, hablar de las motivaciones ( y también de las desmotivaciones), de la infraestructura, de los aciertos y de los errores, y de algunos aspectos importantes para tener en cuenta para aquellos que se animen con un proyecto de este calibre y de esta grandeza en sus puestos de trabajo y que esto también sea el empujón que hace falta para llevarlo encima de la mesa en el equipo educativo y arrancar una de las que yo personalmente, creo que es de las mejores experiencias que se pueden tener, especialmente en el trabajo con menores.

1. Siempre he defendido que los Educadores Sociales tenemos que ser generadores de experiencias positivas de vida , y sumarnos a todo aquello que aporte, en este caso a los menores, aspectos que puedan llenar sus vidas de sensaciones positivas  y de superación, que posteriormente nos faciliten el trabajo con ellos.

2. Involucrar a los menores ( o bien con el colectivo que vayamos a realizar el proyecto del Camino de Santiago), en la creación del proyecto. Esto es de vital importancia, para puedan sentir el proyecto como propio y puedan ser participes en gran medida, del desarrollo del proyecto a lo largo de los meses, esto supondrá presentarlo y motivarlo, con al menos unos 6 meses, para crear grupo, escuchar iniciativas propias, cuidar la preparación física y en caso de necesitarlo crear un proceso de financiación (realizar algunas actividades puntuales para obtener  recursos económicos).

3. Todo el mundo está capacitado para “hacer el Camino”, con tener una condición de salud buena es suficiente. Hacer el Camino de Santiago no supone que se tenga que tener una condición física muy buena, con ser una persona sana y hacer una pequeña preparación previa es suficiente. Más adelante contaré cual es el proceso de preparación que se puede realizar.

4. La cuestión del alojamiento no debe de ser problema, tampoco la económica. Hay que tener en cuenta que el Camino de Santiago lo realizan muchos grupos de persona, y esta preparado para ello, si en el proyecto sois un grupo grande de personas, no tiene que paralizar el tema del alojamiento, hay muchas alternativas, especialmente el alojamiento en polideportivos, que facilita ir sin prisas, pudiendo hacer reservas y con grandes espacios para desarrollar actividades por las tardes. También dedicaremos un capitulo a este tema.

 

Soy Educador Social, Psicopedagogo y eterno estudiante, ahora Psicología. Educador de profesión y vocación, también de convicción. Amante de la montaña y del deporte.

Un comentario en “Guía del Camino de Santiago para Educadores/as Sociales: Aspectos generales

  • Soy educador social y m parece una idea fenomenal, yo m llamo antonio y soy de sevilla, he echo ttes caminos de santiago diferentes, uno de ellos solo, la idea es genial, m gustaria poder crear algo interesante al respecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *